Contáctanos

Para recibir una atención personalizada

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y la Política de Privacidad y Terminos de Servicio donde aplique.

¿Qué es el Cáncer de Páncreas?

El páncreas es un órgano ubicado detrás del estómago que forma parte del sistema digestivo. Este se encarga de liberar enzimas que favorecen la digestión.

El cáncer pancreático se produce cuando existe un crecimiento descontrolado de las células que conforman sus glándulas exocrinas. El tipo de cáncer más común que se presenta en este órgano es el adenocarcinoma del páncreas.

Sus células endocrinas también pueden llegar a desarrollar un tipo de tumor mucho menos frecuente (tumor neuroendocrino pancreático), que además cuenta con mejor pronóstico. Esta diferenciación es importante, ya que todos los protocolos de diagnóstico y tratamiento varían entre un tipo de tumor y otro.

El cáncer de páncreas es considerado muy agresivo e impredecible, ya que generalmente los síntomas no se presentan durante las primeras etapas de la enfermedad sino hasta que se ha diseminado a otros tejidos. Esto dificulta su identificación y tratamiento temprano.

En el páncreas es posible que se desarrollen tumores benignos (que no representen mayores riesgos), como también los llamados precancerígenos. Los que conforman este segundo grupo deben ser observados y tratados oportunamente si llegan a detectarse en pruebas de imágenes.

Síntomas del cáncer pancreático

Como ya se indicó anteriormente, los síntomas del cáncer pancreático son tardíos. Estos incluyen: 

Síntomas del cáncer de páncreas

Diagnóstico

Cuando el especialista sospecha la presencia de cáncer de páncreas, las preguntas durante la entrevista inicial estarán dirigidas a la confirmación de síntomas del cáncer pancreático y el conocimiento de antecedentes familiares y hábitos del paciente.

Entre los hábitos y/o antecedentes que pueden predisponer la aparición del cáncer pancreático se pueden señalar la inflamación crónica del páncreas (pancreatitis), diabetes, tabaquismo, sobrepeso y sedentarismo.

Posteriormente, durante el examen físico el médico puede palpar elementos distintivos como el hígado o la vesícula de mayor tamaño, y observar el tono característico de ictericia en los ojos y la piel del paciente.

Entre las pruebas que se solicitan para el diagnóstico se incluyen:

  • Ecografía.
  • Tomografía.
  • Resonancia magnética.
  • Colangiopancreatografía (estudio endoscópico, por resonancia o percutáneo que permite visualizar cualquier posible obstrucción en los conductos pancreáticos y biliares).
  • Angiografía (radiografía para examinar los vasos sanguíneos).
  • Análisis de sangre en laboratorio (pruebas de función hepática, marcadores tumorales).
  • Biopsia. 

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de páncreas estará sujeto a las condiciones del paciente, el estadio de la enfermedad y la ubicación de la neoplasia.

Para una alternativa quirúrgica, existen 2 opciones:

  • Cirugía curativa. Dirigida a resecar por completo el tumor; constituye apenas el 20% de los casos, en los cuales las pruebas indican que es posible obtener resultados positivos.
  • Cirugía paliativa. Su objetivo no es curar el cáncer. Se ofrece como una alternativa para casos avanzados como apoyo al paciente; mejorando los síntomas del cáncer pancreático y evitando posibles complicaciones.

Otros tratamientos que se aplican para el paciente con cáncer pancreático son:

  • Quimioterapia / radioterapia. El uso de medicamentos que pasan al cuerpo a través del torrente sanguíneo y radiación, puede favorecer en varias etapas:
    • Neoadyuvante. Antes de una cirugía, para tratar de reducir el tamaño del tumor.
    • Adyuvante. Después de la cirugía, evita que permanezca en el cuerpo cualquier célula invisible que pueda hacer reaparecer el cáncer en el futuro.
    • Cáncer avanzado. Cuando la cirugía no es una opción, es la manera de atacar las células cancerígenas e impedir su avance.
  • Terapia dirigida. Enfocada en administrar nuevos medicamentos (fármacos específicos distintos a la quimioterapia) que logran niveles de eficacia superiores y ya comprobados. Estos tratamientos pueden desencadenar efectos secundarios distintos a los que producen otros métodos convencionales.
  • Inmunoterapia. Para un cáncer que ya está muy avanzado; la terapia que fortalece el sistema inmunitario ayuda a que este reconozca y ataque las células malignas con mayor efectividad.
tratamiento del cáncer de páncreas

Preparación para la cirugía

Uno de los aspectos más importantes en estos casos es conocer realmente la enfermedad, sus características y el estadio en el cual se encuentra.

Consultar y aclarar dudas con el especialista, propicia una estrecha relación de confianza con tu médico que favorecerá la toma de decisiones a lo largo del tratamiento. 

Es importante cumplir con las indicaciones, tanto en las variaciones de tu dieta como con los medicamentos y/o ciclos de tratamiento que hayan sido indicados previo a la programación de una cirugía. Con ello favoreces la ejecución de la misma e incrementas las probabilidades de obtener mejores resultados.

Seguros con los que trabajamos

Ir arriba