Contáctanos

Para recibir una atención personalizada

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y la Política de Privacidad y Terminos de Servicio donde aplique.

¿Qué es una biopsia?

La biopsia es un examen médico que ayuda a determinar la afección del paciente en una zona específica del cuerpo, se hace a través de la toma de una muestra de tejido para analizarlo bajo el microscopio y definir si el tejido está afectado o no por una enfermedad. 

Por medio de la biopsia los médicos pueden determinar diversas afecciones como infecciones, enfermedades autoinmunes pero, su uso más común es para observar la presencia de células cancerígenas en el cuerpo del paciente.  Estos exámenes se realizan bajo el análisis minucioso de un laboratorio médico con el fin de observar todas las características del tejido de muestra y con este mismo detalle se determina si el paciente padece alguna afección y de qué tipo. 

Es un examen que se realiza en casi todos los órganos del cuerpo a través de diversos procedimientos que el avance en la ciencia ha ayudado a descubrir con el fin de ayudar a determinar la presencia del cáncer cuanto antes.  Gracias a los avances en los estudios de prevención y tratamiento del cáncer se ha ganado un puesto razonable ya que gracias a este examen se puede definir el tipo de cáncer que padece el paciente y la etapa de desarrollo. 

Los médicos pueden recomendar una biopsia  en cualquier momento que lo estimen necesario y, aunque puede generar estrés a los pacientes, es la mejor manera de prevenir el desarrollo de una enfermedad complicada como el cáncer.  Bajo la aparición de nódulos, bultos o tumores e incluso bajo la observación de anormalidades en alguna zona del cuerpo los médicos pueden recomendar una biopsia con el simple motivo de descartar o diagnosticar el cáncer en etapa temprana. 

Las biopsias son exámenes que salvan vidas ya que permiten a los médicos descubrir el cáncer con facilidad bajo un exámen prácticamente no invasivo. 

¿Cómo se hace una biopsia?

¿Cómo se hace una biopsia en Panamá?

Antes de recomendar una biopsia, generalmente, el médico agota todo los recursos de observación existentes como ultrasonidos, rayos X e incluso resonancia magnética para determinar la presencia de células cancerígenas. 

Cuando estos procedimientos no pueden definir si la afección es maligna o no, entonces el médico procede a realizar una biopsia para diagnosticar al paciente. Hay diversas maneras de realizar una biopsia, todo dependerá del caso específico del paciente que define la zona y la manera de obtener la muestra. 

Sin embargo, podemos decir que las muestras se pueden obtener con la ayuda de una aguja que hace la extracción de una muestra pequeña de tejido o mediante un proceso quirúrgico que tenga como objetivo remover todo un nódulo o bulto. 

Estos dos procedimientos dependen de cuál es la zona afectada y la forma de la afección, ya que si se presenta en bultos, nódulos o deformaciones será de manera quirúrgica pero, si se presenta de otra manera se utilizará una aguja guiada con otras herramientas de imágen como ultrasonidos o cualquier otro. 

Estás muestras de tejidos son enviadas a un laboratorio que determina, a través de un proceso de teñido químico, con eficacia si las células son cancerígenas o no. Con esta misma observación de las células el patólogo puede determinar el tipo y la etapa del cáncer para compartirlo con el médico y así darle una idea de lo que sería la mejor opción de tratamiento. 

Los resultados de las biopsias dependen del laboratorio donde se realiza y de la complejidad de la muestra, pero podemos decir que el resultado se obtiene a los pocos días después de tomar la muestra. 

Sin embargo, hay casos en procedimientos quirúrgicos que requieren la presencia inmediata de un patólogo que determine en minutos la existencia de células cancerígenas de un tumor o nódulo, con el fin de que el doctor pueda actuar de inmediato para la extracción del resto de la zona afectada.

Las biopsias son procedimientos complejos que necesitan ser realizadas por médicos oncólogos y en algunos casos por cirujanos oncólogos comprometidos y experimentados en tratamientos efectivos frente a los resultados. De la misma forma se debe contar con laboratorios de calidad en los que se pueda confiar el resultado de la muestra para así determinar de manera real el estado de la salud del paciente. 

Buscar médicos oncólogos y laboratorios expertos y responsables es tarea fácil, nosotros contamos con todas las características aquí

El Dr. Roberto García, cirujano oncólogo es el ideal para ti

Tipos de biopsias

Las biopsias son un examen recomendado para cualquier tipo de persona que tenga alguna afección constante en una zona específica del cuerpo o cuente con antecedentes familiares que aumenten el riesgo de cáncer. 

Hay que ser honesto con el médico para que, en base a nuestro historial médico y familiar, recomiende los exámenes pertinentes para descartar enfermedades tan complejas como el cáncer. 

Las biopsias cuando determinan un cáncer en etapa temprana o alta posibilidad de cáncer se convierten en una herramienta que salva vidas ya que ayuda al paciente a enfrentar el cáncer con tratamientos efectivos.

Tal como lo mencionamos anteriormente, las biopsias son exámenes que pueden realizarse en casi todo el cuerpo humano, ya que buscan la presencia de células cancerígenas o afecciones autoinmunes. Entendiendo esto podemos decir que, hay diversos tipos de biopsias para cada parte del cuerpo u órgano afectado, pero todos tienen un objetivo final, extraer el tejido para su análisis. 

Los tipos de biopsias mas comunes son:

Biopsia con aguja:

Este es un procedimiento común y prácticamente ambulatorio ya que se trata de la incisión de una aguja en el bulto o nódulo visible para la extracción de fluidos y células. 

Es un procedimiento que se usa en tumores visibles y de fácil acceso como las apariciones de nódulos en la tiroides, mama y/o ganglios linfáticos. 

También se puede utilizar en otras zonas del cuerpo que tiene afecciones sospechosas invisibles a las que solo se puede acceder por medio de ultrasonidos y con la ayuda de estás herramientas de imágen se extrae la muestra con la aguja. 

Hay diversos usos de la biopsia con aguja, todo depende del órgano que requiera el examen, estás agujas especiales pueden ser finas, gruesas, guiada por imagen y asistida por vacío. 

Las agujas finas o gruesas se utilizan para extraer muestras sospechosas de lugares accesibles a simple vista, inflamaciones o nódulos que se pueden ver por encima de la piel. El tamaño de la aguja dependerá de la muestra que requiera el médico para la biopsia. 

La biopsia guiada por imagen es aquella que requiere la presencia de un ultrasonido, resonancia magnética o tomografía para guiar la aguja a la zona afectada para extraer la muestra del órgano que no es visible a simple vista. 

Mientras que la biopsia por aguja asistida por vacío es una herramienta que ayuda a extraer mayor cantidad de muestras de células y evita la necesidad de introducir la aguja varias veces. 

Las biopsias con aguja diagnostican o descartan el cáncer de diversos órganos como hígado, riñón, endometrio, útero, mama, linfático, tiroides, médula ósea y cualquier otro órgano que el médico recomiende. 

Tipos de biopsias en Panamá
Biopsia endoscópica

Biopsia endoscópica:

Este tipo de biopsia se realiza con la ayuda de un tubo delgado y flexible que permite al médico observar el interior del cuerpo del paciente y llegar a la zona afectada para extraer la muestra. 

La endoscopia es una herramienta ideal para realizar cualquier tipo de procedimientos gástricos, urinarios e incluso en el colón y recto. Gracias a este mecanismo las biopsias pueden realizarse de manera fácil. 

Una biopsia endoscópica puede acceder a cualquier órgano por medio de la boca, las vías urinarias, recto, incisión en la piel e incluso se puede acceder a los pulmones con un procedimiento llamado broncoscopia. 

Esta biopsia generalmente requiere anestesia y el médico debe dar algunas indicaciones previas al examen. 

A través de esta biopsia endoscópica se puede descartar o diagnosticar cáncer gástrico, de colón, recto, vejiga, pulmonar, entre otros. 

Biopsias de piel

Biopsias de piel:

Este tipo de examen busca diagnosticar cualquier enfermedad de la piel incluyendo en cáncer, la biopsia de piel es un examen bastante común para determinar los tipos de afecciones en la piel de los pacientes. 

Existen diversos tipos de procedimientos para realizar biopsias en la piel y estos son: 

Biopsia por escisión, este procedimiento requiere extraer toda la lesión de la piel incluyendo la profundidad necesaria. En algunos casos se utiliza sutura para cerrar la incisión y la muestra entera para realizar los exámenes pertinentes. 

Biopsia por raspado, tal como su nombre lo dice se realiza un raspado de la piel con ayuda de un bisturí para extraer la zona lesionada, puede ser un raspado superficial o profundo dependiendo de la situación. 

Biopsia con sacabocado, se usa un instrumento circular que extrae una muestra quirúrgica de la piel con todas sus capas. 

Biopsia quirúrgica:

Este tipo de biopsia incluye un proceso quirúrgico que permite el acceso a la zona afectada, generalmente es para acceder a nódulos o tumores y el médico puede realizar dos procedimientos. 

Extraer por completo la afección, o extraer una porción relevante. Ambos procesos buscan diagnosticar cáncer o descartarlo y requieren de sutura al final de la intervención. Son exámenes importantes que deben realizarse en manos de expertos. 

Ir arriba